El almacenamiento de alimentos para consumo humano o piensos, así como otros productos que no son alimenticios, pero que sirven de comida para ciertos insectos, puede generar la aparición de éstos.

Los mas frecuentes son:

  • Gorgojos de la harina
  • Pececillo de plata
  • Coleópteros
  • Ácaros
  • Escarabajos
  • Polillas

Cómo controlamos las plagas de insectos en los productos almacenados

Utilizamos trampas de captura que utilizan una tecnología hormonal. Mediante el uso de feromonas sexuales o alimentarias, atraemos a los insectos para su posterior eliminación. También realizamos limpiezas en lotes donde ya ha aparecido la plaga.

Asesoramos al cliente para evitar las plagas de este tipo.

Estas plagas persistentes no sólo causan daños a los ingredientes y productos terminados, sino que pueden persistir en estado latente y derivar en reclamaciones, auditorías no superadas, y sanciones administrativas.

En las industrias de fabricación de alimentos y bebidas, y farmacéutica, que necesitan una vigilancia constante para prevenir la contaminación, proteger los productos acabados y las materias primas, y cumplir con los estándares de auditoría y las normas de higiene alimentaria.

Daños que ocasionan estas plagas

  • Mermas en peso por el consumo del producto(2 – 5%)
  • Contaminación del producto con malos olores y sabores
  • Pérdida del valor comercial por mal aspecto y deterioro
  • Daño en granos, materiales de empaque y semillas afectando su valor germinativo
  • Desarrollo de hongos y micotoxinas
¡Comparte esto en redes sociales!