Las chinches de cama son pequeñas, plagas furtivas que se mueven rápidamente y son expertas en “hacer autostop”, por lo que además de vigilar tu equipaje estas vacaciones, debes concienciarte de que nadie está exento de su ataque.

Intentando conocer mejor los factores de riesgo de contraer chinches en una habitación, muchas personas nos preguntamos si hay algún color, temperatura u olor que repela o atraiga a estos molestos parásitos.

Los colores favoritos de las chinches

El 26 de abril, investigadores de la Universidad de Florida descubrieron que las chinches de cama, al igual que las moscas y otros insectos, tienen colores favoritos. Les gusta mucho el rojo oscuro y el negro, y rechazan el blanco deslumbrante y el amarillo brillante.

Este estudio, publicado en el Journal of Medical Entomology sostuvo que cuando se les dio la opción, las chinches de cama se desplazaron hacia pequeños refugios rojos y negros instalados en las placas de Petri y se mantuvieron alejadas de los refugios blancos, amarillos y verdes, por lo que cambiar el color de las maletas por colores vivos y brillantes podría ser una buena medida de prevención.

Resultado de imagen de bedbug

Algunos investigadores piensan que debido a que las chinches pasan la mayor parte de su tiempo escondidos en pliegues y grietas, naturalmente tratarán de encontrar espacios oscuros que brinden mejor protección contra los depredadores que espacios más claros.

Los investigadores también toman en consideración el hecho de que a las chinches de cama “les gusta permanecer juntas y pueden confundir los colores rojo y negro con otras chinches”.

Resultado de imagen de bedbug luggage

Debido a que los colores brillantes exponen a la luz a las chinches, cuanto más expuestos están estos insectos, más agua pierden, y si pierden demasiado, morirán o tendrán que alimentarse de nuevo.

Aunque las chinches no son portadoras de enfermedades, rascarse las picaduras puede causar infecciones secundarias. Éstos seres nocturnos dejan la protección de pliegues y grietas por la noche para darse un festín con la sangre de los humanos. Atraídas por el dióxido de carbono exhalado y los cuerpos calientes en reposo, las chinches sólo salen de su escondite durante unos 5 a 10 minutos, tiempo suficiente para alimentarse y regresar a su escondite.

Otras formas de evitar las chinches

Recomendamos el uso de maletas rígidas y deshacer el equipaje en el garaje u otra área exterior adecuada, como el patio.

Los monitores de chinches de cama, o trampas, parecen tazones con paredes empinadas colocados debajo de las patas de las camas o sofás para atrapar a las chinches que se arrastran hasta estos muebles para instalarse. Con ésta nueva información sobre colores, aconsejamos la compra de dispositivos de color negro.

Cable aclarar que las trampas en ningún caso pueden eliminar las chinches, sólo son útiles en la detección de infestaciones. Recuerda que cuanto antes las detectes, menos tardarás en eliminarlas por completo.

[telefonollamar]

¡Comparte esto en redes sociales!