¡Comparte esto en redes sociales!

Las ratas y otras especies de roedores pueden tener un impacto devastador en los negocios, particularmente en aquellos que operan dentro de la industria alimentaria. No sólo pueden causar un brote de enfermedades transmitidas por los alimentos, debido a las enfermedades que propagan, sino que también pueden tener un efecto negativo en la reputación de la marca, los costes operativos y los ingresos.

¿Por qué las ratas son la plaga más destructiva del mundo?

Es posible que te sorprenda que el 39% de los negocios reportan daños eléctricos causados por roedores.

Las ratas tienen un par de dientes incisivos en continuo crecimiento tanto en su mandíbula superior como inferior. Como resultado, tienen que roer continuamente los objetos para desgastarlos y evitar que se vuelvan demasiado largos.

Se sabe que ratas y ratones roen los cables eléctricos. Esto no sólo es un peligro de incendio importante cuando roen el cobre y los cables se cortan, sino que también puede resultar en el fallo de los equipos eléctricos, lo que lleva a una parada de producción.

Grandes costos para las empresas

Los hallazgos estadísticos mostraron el verdadero impacto que las infestaciones de roedores pueden tener en un negocio.

Más de una cuarta parte de los negocios reportaron daños a los equipos eléctricos después de una infestación de ratas, casi la mitad de ellos confirmando que el daño causado a la maquinaria fue causado directamente por ratas.

Para las empresas que operan en la industria alimentaria, y en particular en las instalaciones de fabricación de alimentos, esto puede tener un gran impacto en el ciclo de producción, perdiendo un promedio de 8 días laborables debido a las infestaciones de ratas.

Cómo prevenir las ratas

Hay que asegurarse de que los procedimientos necesarios están en orden para prevenir la infestación de estos roedores es la mejor manera de mantener su negocio a salvo de las ratas.

Para un completo e integrado control de plagas de roedores podemos aplicar los siguientes 4 principios:

  1. Exclusión: eliminar la posibilidad de que las ratas entren en tu propiedad
  2. Restricción: tomar medidas para restringir las plagas a raíz de un problema de plagas identificado, incluyendo la eliminación de fuentes de alimentos y refugio.
  3. Destrucción: exterminando ratas de tu negocio usando la última tecnología.
  4. Mantenimiento preventivo: Monitoreo continuo para asegurar que la infestación no regrese.

¿Necesitas una forma innovadora y proactiva de proteger tu negocio de las infestaciones de ratas? Ponte en contacto con FastControl hoy mismo.


¡Comparte esto en redes sociales!