La Vespa velutina o avispa asiática es un tipo de avispa con las mismas características de otras de su género, pero con mayor agresividad. Se alimenta de insectos y se diferencia por tener su abdomen y tórax de color negro, menos la parte final de su cuerpo que es de color amarillo (una cuarta parte aproximadamente). Sus patas son mitad marrón y mitad amarillas, tiene alas de color oscuro.

Como su nombre lo indica, son originarias de Asia, de los lugares donde el clima es muy parecido al oeste de Europa (clima subtropical templado), por tal razón puede adaptarse perfectamente a este último continente.

Resultado de imagen de avispa asiatica

La Vespa velutina en su etapa adulta, además de alimentarse de insectos y sobre todo de abejas, también prefiere frutas maduras como: uvas, manzanas, ciruelas, etc. De la misma forma, extraen el néctar de las flores para su alimentación. En primavera, es muy común ver a las reinas en viñedos u otras plantaciones y jardines.

Como se mencionó anteriormente, la avispa asiática puede sobrevivir bien en Europa, debido a tener un clima muy similar al continente asiático, sobre todo China y la India. Esta avispa llega a Europa en el año 2004 por medio de un barco de carga proveniente precisamente de Asia. Desde ese momento, ocasiona daños en la región, sobre todo en colmenas de abejas y campos de frutas y viñedos. Llega a España en el año 2010, a través de los Pirineos.

Incidentes en España

La avispa asiática llega a Galicia en 2011, en 2013 en Cataluña y en diciembre de 2014 al Alto Najerilla, en La Rioja. En Mallorca se encontraron los primeros nidos en el año 2015.

Resultado de imagen de avispa asiatica

El mayor problema ocasionado es el ataque implacable de estas avispas sobre las colmenas de abejas. Específicamente, las Apis Mellifera (abeja melífera europea), que no tiene una defensa eficaz contra la vespa velutina y por tanto las colmenas son atacadas y destruidas en poco tiempo, lo que trae como consecuencia una disminución considerable todos los años.

Una de las causas de preocupación es que la avispa asiática, en Europa tiene pocos depredadores. La única amenaza real para ello son los pájaros que sobre todo se encargan de devorar a la abejas propias del lugar, como gallinas y urracas.

¿Peligro para las personas?

Se ha pensado que las avispas asiáticas representan un peligro eminente para los humanos, pero pese a algunos casos de fallecimiento puntuales, representa un porcentaje similar al que se reporta de las abejas propias del lugar. Al igual que en el caso de las abejas, las avispas asiáticas atacan a los humanos para defender sus nidos. La única diferencia es que la avispa asiática, por su mayor tamaño, inocula mayor cantidad de veneno que una avispa o abeja común.

La zona de la picadura se hincha y duele varios días, incluso hasta una semana en algunos casos. Se recomienda aplicar hielo y vinagre, y quizás haga falta aplicar algún antiinflamatorio.

Si la persona atacada es alérgica, al igual que la picada de cualquier avispa o abeja común, si representa un peligro y debe ser atendida inmediatamente.

¡Comparte esto en redes sociales!