Las abejas son una de las especies vivas más antiguas. Además de proporcionar a los seres humanos cera de abeja y miel, polinizan alrededor de 1/3 de todos los cultivos del mundo. Sin embargo, debido a que también construyen sus nidos en casas, edificios y zonas al aire libre, los propietarios de viviendas encuentran peligrosa su presencia.

La mayoría de las abejas son amarillas y negras o tienen una coloración metálica. Su tamaño varía de 5mm a 1,5 centimetros de largo, tienen cabezas pequeñas, abdomen grande y cuatro alas. Aunque a menudo se confunden con las avispas, las abejas se distinguen por sus cuerpos redondos y peludos.

En la naturaleza, las abejas anidan en árboles y troncos. Cuando tienen acceso a las casas, esta plaga construye colmenas en paredes, áticos o espacios de al aire libre.

Resultado de imagen de control abejas

Estas plagas, generalmente pasivas, pican cuando se sienten amenazadas. Las picaduras son dolorosas y los sitios de picadura pueden hincharse. Las personas alérgicas pueden entrar en shock anafiláctico después de un encuentro con una abeja.

Prevención y solución

Sellar las grietas en el exterior de los edificios y reemplazar las rejillas rotas de las puertas y ventanas reduce la posibilidad de encontrarlas en el interior.

La disminución del número de abejas en todo el mundo amenaza el futuro de la agricultura, por lo que deben hacerse esfuerzos para desalentarlas o reubicarlas en lugar de destruir sus colmenas. Éste tipo de medidas es de obligado cumplimiento en España, por lo que eliminar un panal de abejas puede conllevar altas multas.

Resultado de imagen de control abejas

Es por eso que nuestro servicio de control de abejas se basa en la captura del nido y sus ocupantes, y traslado a un entorno seguro para las abejas y lejos de las personas. Este trabajo lo realiza un técnico apicultor acreditado, con los permisos municipales correspondientes para realizar el trabajo.

¡Comparte esto en redes sociales!